Bolívar: El camaleón

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

De ahora en adelante, cualquier semejanza con hechos reales serán fusilados por la imaginación

“Mantente dentro de sus filas, come con ellos, se uno de ellos. No dejes calle sin trancar y rompe todos los vidrios que puedas.” Nos dijo el Superior mientras cambiaba mi uniforme, por una camisa blanca y un par de jeans. El ejercito sólo necesita razones suficientes para activar su Plan de Paz Contundente. Yo junto a mi equipo seríamos quienes les daría esas razones.

En un principio parecía ser sencillo, por mucho tiempo había estudiado las rebeliones en otros países, los métodos improvisados con que habían activado un ataque contra su gobierno, era algo que cualquiera podría hacer desde su casa. Nosotros teníamos que evitar que eso pasara, pero con bombas lacrimógenas y las represiones de poco impacto que hacíamos, parecía no llevar a ningún lado. Tanto nosotros, como ellos, debíamos subir el nivel. Si ellos se radicalizaban, nosotros podíamos ser más radicales en el ataque.

Lo había logrado, por todo los medios de comunicación se documentaban mis ataque a centros públicos, la quema de carros con bombas molotov, vidrios rotos, todo iba en orden.

Dictaron la sentencia, el plan estaba en marcha. Se activó el Plan de Paz Contundente, pero nadie sabía cuando se implementaría. Yo como siempre en las filas delantera, quemando caucho y haciendo barricadas, escuché el anuncio del plan, fue un silbido, limpio, que hizo caer de espaldas a mi compañero. Luego otro silbido y otro compañero militar al suelo. El anuncio de paz me alcanzó, caí al suelo.

Las balas no dejaban de silbar sobre mi cabeza, un intenso dolor comenzó a subir de mi pierna e evadió mi cuerpo, no podía moverme.

Un manifestante vino a mi y me sacó de la linea de fuego. Le agradeceré siempre por eso. Mientras era arrastrado, veía como mis compañeros muertos, quienes habían sido excelentes militares habían quedado atrás sin más nada que el recuerdo, yo pude haber sido uno de ellos, uno de esos “muertos justificados por violencia” con los que la prensa se jactába para justificar el ataque.

Las balas no preguntan por partido político, por tu cargo en la milicia.
A esas balas no les importan si eres de derecha o izquierda.
A esas balas le sabe a mierda si eres rico o pobre.

Mis amigos, mis hermanos, quedaron muertos en el suelo sin poder reclamar su derecho a la vida, estaban ahí, yo los vi y luego leí como la prensa desinformada por el estado repetía una y otra vez la misma mentira. El gobierno se había olvidado de ellos, no eran más que enemigos-traidores de la patria y yo había muerto con ellos.

Sifóntes Bolívar, el que alguna vez defendió al gobierno.

Ahora lucho contra él.

Sifótes Bolívar, el camaleón que activó el plan de paz contundente.

Ahora escapa de la paz impuesta para sobrevivir a una guerra disfrazada de justificaciones absurdas por el estado.

¿Cómo no lo pude ver antes? A estos militares, a los que alguna vez serví con honor, no le importa quién está delante de las armas, siempre y cuando tenga a alguien detrás que les rellene el bolsillo con plátanos Maduro.

Platano Maduro

 

 

Receta para una revuelta perfecta.

Etiquetas

, , , , , , , ,

Hoy les enseñaré como hacer una révolte sociale una receta heredada de los franceses y puesta en práctica en cocinas al rededor del mundo.

odio cocinar

Ingredientes:

Huevos
Harina de trigo (Harina P.A.N)
Sal
Aceite para freír
Azúcar
Leche
Mantequilla

Preparación:

Primero, asegúrese de no tener ninguno de los productos mencionados y de tampoco poder conseguirlos en su supermercado más cercano o lejano. Aproveche de ver si consigue papel toilette ¿Tampoco? ¡Perfecto! Sigamos.

Evite el uso de expresiones como: “Seguro, mañana encontraré”; “es que la cosa está difícil”; “En otros países seguro la están pasando igual de mal.”

Repetir hasta que se convenza de la escasez.

Segundo, fíjese en los precios y dese cuenta que su capital no le es suficiente.

Tercero, no oponga resistencia ante un robo, podría resultar herid@ o peor…

Cuarto, si el robo se repite, no oponga resistencia, hasta que sienta suficiente molestia. Hasta entonces, continúe con el siguiente paso.

(Puede avisar a las autoridades, si estas no responden a sus llamados y hay impunidad, continúe)

Quinto, lea el periódico, vea la televisión. Si no hay bloqueo, podrá ver que otros comparten su molestia, sino es posible que la represión de medios sea un motivo suficiente. ¿No?

Sexto,  pruebe la mezcla con sus amigos, compañeros, vecinos, seguro ellos también tiene una opinión que dar al respecto. Si no puede opinar con ello, ¿Sigue sin ser suficiente para su revuelta?

 Séptimo, escriba un cartel que diga una frase alentadora que ayude a otros identificarse con su causa. Recuerde, si usted siente molestia, otros también lo harán, solo necesita suficiente persistencia para obtener sus objetivos.

Recuerde repetir las instrucciones hasta que sea suficiente, si usted no lo hace nadie lo hará por usted.

Bgn8b8aIEAAFs7g

Advertencia: La práctica libre de ésta receta puede causar represiones por parte de cuerpos militares, uso de gas lacrimógeno y posiblemente la muerte, si quiere seguir, queda bajo su propia responsabilidad.

Por los de atrás.

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Quiero alzar mi mano por aquellos que están atrás,
darle voz a quienes prefieren callar,
a los que se mantienen a la espera de algo mejor,
quiero alzar mi mano por aquellos que no tienen valor,
por los que no quieren batallar al frente,
por los que no quieren ser carne de cañón,
por todos los que están de espectador.

Quiero alzar hoy mi mano por los héroes anónimos,
que están atrás esperando a los valientes,
soportando la tortura de la espera.
Cuanta admiración se llevan los de al frente,
que siempre están dispuestos a los sacrificios,
a lo que nadie puede o se atreve a hacer.

Alzo mi mano por los que esperan,
a sus hijos,
a los que esperan a los heridos,
a los que esperan a los sobrevivientes,
a los que hacen comida para los luchadores,
a los que trabajan para seguir en pie.

Alzo mi mano por los que siguen la batalla desde lejos,
por los que están detrás de cámaras,
detrás de una camilla,
a la altura de una ventana.

Alzo mi mano por todos los que están detrás
porque la lucha no se detiene cuando nos retiramos,
porque la lucha sigue incluso dispersos,
porque la lucha sigue aunque no se vea.

Alzo mi mano por los que usan la voz,
las manos,
los lápices,
los bisturís,
las letras,
Alzo la mano por los que usan todo lo que tengan a su alcance para mantener viva la llama de la disidencia.

Alzo mi manos por ustedes que están atrás.

15/02/14 _7:05PM Un joven incapacitado por el gas, no puede beber ningún liquido y apenas puede respirar, incluso después de más de una hora.

15/02/14 _7:05PM
Un joven incapacitado por el gas, no puede beber ningún liquido y apenas puede respirar, incluso después de más de una hora.

BBVTpikCEAEJogk